La lluvia tuvo un buen impacto en el campo santafesino

Los intensos calores y la falta de lluvia provocaron el deterioro de los suelos y los cultivos. Las lluvias de los últimos días en varios sectores dejaron un panorama esperanzador.

El campo santafesino venía acumulando jornadas poco favorables para el desarrollo de la agricultura. La seguidilla de días calurosos y la falta de agua provocaron el deterioro de los cultivos y los suelos. Sin embargo, las últimas lluvias cambiaron el escenario y ahora el panorama para el agro es mucho más esperanzador.

Durante la última semana se registraron precipitaciones en gran parte del área, totalizando un acumulado de agua caída entre 40 y 125 mm, lo que permitió una buena infiltración y recarga de los perfiles de los suelos.

Luego, el resto de la semana, reinaron condiciones de estabilidad climática, días soleados, escasa a nula nubosidad, temperaturas diarias medias a altas, vientos de bajas intensidades, bajos porcentajes de humedad ambiente y condiciones de buen tiempo, seco.

Con el transcurso de los días, los escenarios fueron cambiando y condicionando toda la realidad, por un lado los aspectos climáticos revirtieron los síntomas de déficit hídrico de los cultivos y se reanudaron los procesos de cosecha, pero por otro, la especial situación epidemiológica mundial y nacional impactó sobre ellos.

En el estudio de la Bolsa de Comercio se analiza la situación de los cultivos de maíz, algodón, soja y sorgo en los campos de la provincia de Santa Fe.

Fuente: SM


DEJA UNA RESPUESTA