Los municipios y comunas de la provincia de Santa Fe lograron un acuerdo salarial con los trabajadores del sector al ofrecer un aumento del 20% de carácter remunerativo, además de sumas fijas por tres meses que, en ambos casos, alcanzan también al sector pasivo, dijeron hoy voceros comunales y gremiales.

De esta forma, concluyó la negociación salarial más conflictiva del distrito, que alcanzó una decena de días de paro ante la negativa de los trabajadores a aceptar aumentos no remunerativos, como sucedió en las paritarias de los estatales provinciales.

La Federación de Sindicatos de Trabajadores Municipales (Festram) explicó que el incremento salarial consiste en un aumento del 20% sobre la política salarial vigente en cada jurisdicción, que se abonará en dos tramos: 18% en diciembre y el restante 2% con los haberes del mes de enero de 2021.

Además, habrá una suma fija no remunerativa y no bonificable de 5.000 pesos para todo el personal activo (permanente, contratados y eventuales), en los meses de septiembre, octubre y noviembre de 2020.

Los pasivos percibirán en ese período un monto de 3.000 pesos durante los mismos meses y el 20% de sus retribuciones de la misma manera que el sector activo.

Con el aumento, el salario mínimo garantizado de bolsillo llega a 34.394 pesos para los meses de septiembre, octubre y noviembre.

Voceros gremiales indicaron que se trata de un acuerdo marco, que fija las condiciones salariales y formas de pago mínimas, por lo que a partir de ahora los sindicatos quedan facultados para obtener mejoras superiores al acuerdo de referencia.

DEJA UNA RESPUESTA