Una denuncia del jefe interino de Enfermería del hospital Eva Perón de Granadero Baigorria, Ariel Pérez, develó un nuevo vacunatorio VIP en Santa Fe. Es que, de acuerdo a su testimonio, el vicepresidente la EPE y el Secretario General de Luz y Fuerza Rosario habrían sido inoculados en febrero, cuando las dosis estaban reservadas únicamente al personal de salud de primera línea.

Pérez realizó la denuncia ante funcionarios del ministerio de Salud y presentó pruebas, entre ellas los consentimientos escritos de los vacunados y testimonios de enfermeras.

El enfermero dijo que entre enero y febrero se vacunaron el funcionario y el sindicalista directamente en la oficina del director del hospital, Jorge Kilstein, bajo la categoría “Personal de Salud”, aunque lógicamente no la conforman.

Luego, el periodista Coni Cherep fue quien develó el nombre del vacunado vip: Alberto Joaquín, uno de los directores de la EPE. Además, el Secretario General Luz y Fuerza de Rosario, Alberto Botto.

“Hay una lista de 20 personas vacunadas de forma irregular en Granadero Baigorria. Cualquier privilegio irrita, pero en medio de la pandemia, aún más”, aseguró Carlos Del Frade.

Los agentes EPE son considerados esenciales, de acuerdo a los sucesivos decretos nacionales y provinciales. Pero no tienen prioridad para las vacunas. De hecho, era una de las insistencias que se le hacía de parte de distintos empleados a la ministra Silvina Frana y al directorio de la empresa.

Desde Salud de Provincia, Rodrigo Mediavilla sostuvo, tras indicar que se comenzó con una investigación: “Nadie está mal vacunado, lo que puede llegar estar mal son estos ‘adelantamientos’ que no deben ocurrir. Nadie es más que nadie”. Y agregó: “El departamento de Legal y Técnica es el que debe dirimir si tiene asidero o no y tomar las cartas correspondientes”.

DEJA UNA RESPUESTA