Un nuevo episodio de inseguridad se desarrolló en una panadería ubicada en el norte de la ciudad.

Minutos antes de las 7 de la tarde, un hombre ingresó a la panadería ubicada en Avenida Blas Parera y  Castelli. Allí, como se puede ver en las imágenes de la cámara de seguridad, simula estar comprando pan, pero está robando.

Bajo amenaza de un arma de fuego, le pide el dinero a la empleada que lo pone dentro de la bolsa de pan, y este se va del lugar en bicicleta.

Se llevó una suma de $5.000.

Esta no es la primera vez que sucede un episodio de inseguridad en la zona. Hace unos meses, un tiroteo ocurrió en la vereda y varios clientes debieron refugiarse.