La segunda ola de Covid está generando un fuerte impacto a lo largo y a lo ancho del territorio nacional, es por eso que se pone principal atención en la disponibilidad de camas críticas en los diferentes sectores. La ciudad de Rafaela presenta un 90% de ocupación en los centros sanitarios, con lo cual, ante un inminente colapso se derivarán pacientes hacia efectores públicos de la ciudad de Santa Fe.

Sin embargo se espera que aguarda que pudiera darse una baja en las cifras de ocupación de camas, tanto en los nosocomios rafaelinos como de todo el territorio santafesino.

El director de Salud de la Región Santa Fe, Rodolfo Rosselli, manifestó: “El centro de complejidad más cercano a Rafaela es Santa Fe, si uno estima que el colapso es inminente no cabe duda que se derivará a la ciudad los pacientes”.

Frente a esto, Rosselli sostuvo que en estas próximas semanas se analizará el impacto de las medidas de restricción. “Ojalá podamos ver un impacto reflejado en una baja de casos producto de las restricciones y ojalá la gente cumpla con esto. La situación es preocupante y si seguimos de esta manera es probable que se dé un colapso”, aseguró.

Ocupación de camas en Santa Fe

En este sentido, el titular regional de la cartera sanitaria indicó que “las derivaciones de pacientes como se viene planificando hasta la actualidad, encuentra a Santa Fe con un margen que da cierta tranquilidad. “El Hospital Cullen tiene camas críticas ocupadas en un 80%, el Iturraspe un 60%, más de 50% en los centros privados, por lo que todavía hay margen en Santa Fe”, afirmó.

Los efectores públicos serán el destino de los pacientes con Covid derivados en primer lugar, según lo adelantaron a UNO Santa Fe desde Salud. Con una ocupación de camas del 80%, el Hospital Cullen cuenta con 39 camas con respirador, de las cuales 31 están ocupadas. De esas 31 camas, 13 están siendo utilizadas por pacientes con coronavirus.

En el Hospital Iturraspe, la situación es más aliviada, con 24 camas críticas, de las cuales hay 13 ocupadas siendo cinco de ellas destinadas a casos de Covid. Como lo manifiesta el director de Salud en la Región Santa Fe, “sigue preocupando más el problema no Covid”.

“Tal vez en una semana tengamos una visión algo más optimista por el éxito de las medidas de restricción y disminución de la circulación. El panorama preocupante va de la mano de que la gente no se cuide”, concluyó Rosselli.