Un efectivo policial de la localidad de Santo Tomé quedó en prisión preventiva tras ser acusado de violar a una compañera. El hombre de 37 años, es investigado por delitos contra la integridad sexual cometidos en una dependencia policial.

La causa está a cargo del fiscal Matías Broggi, quién explicó:“El juez hizo lugar a nuestro pedido de prisión preventiva”. También destacó que “hizo una valoración integral de las evidencias que presentamos y con perspectiva de género”.

El letrado agregó que “la prudencia del defensor público Gustavo Durando al momento de abordar la versión de los hechos brindada por la mujer. Esta, presta funciones en la misma institución que su agresor sexual”. En tal sentido, hizo hincapié en que “no revictimizó a la mujer. Cumplió con la perspectiva de género que deben tener todos los funcionarios públicos”.

Superior

“El ataque sexual fue cometido en horas de la noche del pasado miércoles 28 de octubre”, precisó el fiscal. También relató que “mientras cumplía funciones de superior de servicio, el hombre fue al lugar en el que estaba prestando funciones la víctima. Lo hizo con el objetivo de controlar sus tareas. En ese contexto, abusó de la mujer”.

Broggi subrayó que “el imputado ya venía realizándole comentarios con connotaciones sexuales a la víctima y le venía insinuando que quería tener relaciones sexuales con ella”. En tal sentido, agregó que “si bien la mujer siempre lo rechazaba, se sentía acosada en tanto el imputado era su superior y pretendía presionarla”.

Otros delitos

En la audiencia de medidas cautelares, Broggi también trajo a colación otra investigación en la que COG está acusado. “Referimos a este legajo para robustecer nuestros argumentos relacionados al peligro de entorpecimiento de la investigación. Y el juez así lo entendió, hizo lugar a nuestro planteo y ordenó la prisión preventiva”.

“En este otro legajo, los fiscales Mariela Jiménez y Ezequiel Hernández acusaron a COG como autor del delito de falso testimonio y encubrimiento calificado, y adelantaron que pedirán una pena de cuatro años de prisión e inhabilitación absoluta por el doble de tiempo”.

Broggi explicó que “los hechos ilícitos en esta otra investigación fueron cometidos en diciembre de 2016 cuando era funcionario de la seccional Séptima de la Unidad Regional I”. El fiscal concluyó que “en aquella oportunidad, realizó una declaración falsa para procurar ayudar a un detenido –que luego fue condenado a 22 años de prisión– a eludir una investigación por un homicidio y por una tentativa de homicidio”.

DEJA UNA RESPUESTA