Este viernes se recibieron varios equipos de drones en la localidad santafesina de Villa Constitución. Los aparatos con los cuales se prevendrán los incendios en el delta del Paraná fueron entregados por el ministro de Ambiente, Juan Cabandié.

El funcionario mostró su preocupación por detener las llamas que han provocado grandes pérdidas y apuntó a la responsabilidad de una parte del sector productivo que “prende los fuegos”.

Los drones serán manejados por los guaraparques, junto a equipamiento meteorológico, y anunció que en los próximos días aportará “cámaras trampa” para detectar a tiempo los focos ígneos.

La entrega de este equipamiento se realizó en la Reserva Natural Isla del Sol para “fortalecer la red de Faros de conservación ya emplazados en la zona del delta del río Paraná“, informó el ministerio.

Durante el acto, Cabandié volvió a apuntar a la responsabilidad de una parte del sector productivo, que es “quien prende los fuegos” y recalcó la necesidad de “modificar métodos atávicos que degradan lo ambiental y que producen un daño sanitario irreparable”.

El ministro destacó que la estrateia desplegada es “de cercanía”, al referirse a la presencia constante de la Administración de Parques Nacionales en el territorio.

Además, afirmó que la proyección para la zona del delta del Paraná es la de tener “20 faros y de esa manera poder alcanzar una cobertura amplia”, que fortalezca la alerta temprana de incendios y las acciones de vinculación con los isleños.

Por otro lado, el titular de la cartera ambiental aseguró que los impactos del cambio climático, “se manifiestan con modificaciones y alteraciones ambientales muy robustas”, cuya realidad tiene que convocar a la sociedad “a pensar en un nuevo paradigma, porque el planeta se agota”, sentenció.

Además, volvió apedir a la Justicia que “arbitre los medios necesarios para proceder contra aquellos responsables de los incendios debido a que “después de ocho meses hay 18 imputados pero ninguno procesado”.

DEJA UNA RESPUESTA