Un hombre incendió a modo de “venganza” una compañía que se dedica al animé en Kioto, Japón. El fuego se propagó rápidamente por todo el edificio de tres pisos luego de que el victimario rociara el lugar con un líquido inflamable.

Luego de una difícil tarea, el cuerpo de bomberos encontró 33 cuerpos, 20 de ellos en el tercer piso y algunos tirados en las escaleras que van a la azotea, dijo el oficial de bomberos Kazuhiro Hayashi. Dos muertos fueron hallados en el primer piso y otros 11 en el segundo, agregó.

Una testigo contó que vio al sospechoso en momentos en que la policía se acercaba a él y que dijo a los oficiales que había rociado gasolina en el lugar y luego iniciado un incendio con un encendedor. La mujer dijo que el hombre tenía los brazos y piernas quemadas y que gritaba que algo le había sido “robado”, al parecer por la compañía.

Otros sobrevivientes que vieron el ataque dijeron que el hombre no trabajaba ahí y que gritaba: “¡Mueran!, mientras echaba gasolina y comenzaba el incendio, informaron medios locales.

La policía secuestró varios cuchillos de la escena del crimen, aunque no quedó claro si pertenecían al atacante.

La firma, con unos 160 empleados, fue creada en 1981 y produce películas de cine y programas de anime para la televisión.