En la madrugada, oficiales del Comando Radioeléctrico asistieron a un llamado al 911 sobre el robo a tres adolescentes en inmediaciones de Hernandarias al 4.200.

Según consta en la denuncia, dos masculinos armados los interceptaron y les robaron sus teléfonos celulares.

Cuando iniciaron el patrullaje, a los pocos metros, dieron con un joven de 23 años en actitud sospechosa y con las mismas características aportadas por los menores de edad al cual se le secuestra 2 celulares de los cuales no pudo explicar su procedencia, y contradiciéndose en sus dichos.

Una vez en la dependencia policial, los adolescentes reconocen al delincuente y la motocicleta en la que se trasladaba.