El santafesino que llevó en andas a Maradona campeón del Mundo

Roberto Cejas se metió en el campo de juego, apenas Argentina resultó ganadora y quedó cara a cara con el 10. Hoy se cumple un nuevo aniversario de aquella gesta.

Pocas personas pueden levantar la Copa del Mundo. Y otros tantos pueden festejar junto al mejor jugador del planeta. Roberto Cejas, un santafesino que había viajado a último momento a México para ver la final del certamen internacional, pudo lograr las dos cosas al mismo tiempo: alzó a Diego Armando Maradona con el trofeo, en una de las fotos más recordadas de la historia de este deporte.

“Fue la primera y única vez que lo vi, nunca más tuve contacto con él. Siempre dije que nos íbamos a encontrar, quizás algún día en Corrientes pescando, porque a los dos nos gusta hacerlo. Fue hermoso”, reveló el santafesino en una entrevista con LT10.

A pesar de la buena intención, nunca logró encontrárselo: “Diego pidió verme en Brasil 2014. Arrancó todo en un partido en Dubai, luego con Perros de la Calle. Estaba en Brasil cuando me llamaron, fue una emoción muy grande. Dijo que nunca supo nada de mí y le dije que nunca quise molestarlo debido a que hay mucha gente que lo hace, es muy difícil vivir así. Fue un hermoso encuentro el que tuvimos”.

Sobre aquella gesta, la historia de su vida, contó: “Definí ir un lunes, dije si ganamos el martes la semifinal a Bélgica me iba a México. Fui a sacar el pasaje, que no es como ahora que lo podés hacer por teléfono. Era complicado, para un Mundial más todavía. Fui a una agencia, y lo dejé en espera para ver si ganábamos las semifinales. Ahí arrancó la odisea, me fui sin entradas, un amigo que estaba en México me dijo que vaya que había una señora que vendía a 80 dólares, cuando llegué la señora la había vendido. Dije bueno, me voy a la playa. Fuimos a la cancha con cinco entradas, eramos siete, y las mezclamos a las entradas con los dólares. Los mexicanos agarraron la lana (plata) y nos dejaron ingresar, estábamos al borde de la cancha. Un argentino, un alemán, un argentino, un alemán, todos grandotes. Fueron unos señores ellos”.

Sobre el momento de llevar en andas a Diego, dijo; “No fue nada programado, nos fuimos con Salerno para el córner, porque era imposible pasar, hasta que pudimos hacerlo. Mientras estaba la entrega de la Copa estaba en la mitad de la cancha, saltando, haciendo piruetas, con una bandera que se la había sacado a alguien. Cuando arrancaron a dar la vuelta olímpica queríamos hacerles una ronda para que entrenen solos, venía Maradona adelante mío, no lo había visto, se frenó, me miró, y fue una conexión”.


DEJA UNA RESPUESTA