El entrenador de la Selección Argentina, Jorge Sampaoli, habló hoy en conferencia de prensa y sigue jugando al misterio al no querer dar el once inicial que saldrá a la cancha a enfrentar a Croacia el jueves.

“El equipo no lo tengo definido y todavía no se lo confirmé a los jugadores, por lo que no lo puedo dar ahora”, explicó el oriundo de Casilda al ser consultado respecto de los cambios que, se rumorea, planea para el segundo partido de la fase de Grupos para la Albiceleste.

El rendimiento ante Islandia no conformó al DT, quien habría decidido patear el tablero y cambiar nombres y de esquema. El equipo saldría con un esquema 3-4-3 que incluiría a: Wilfredo Caballero; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi, Nicolás Tagliafico; Eduardo Salvio, Javier Mascherano, Maximiliano Meza o Enzo Pérez, Marcos Acuña; Cristian Pavón, Sergio Agüero y Lionel Messi.

Sampaoli destacó que en este duelo necesitaban “un plan inicial diferente al primero” y aseguró que “el cambio de nombres tiene que ver con el cambio de un sistema que nos dé flexibilidad. Lo más importante es encontrar solidez. Buscamos fortaleza en las dos áreas, creíamos que este partido había que organizarlo distinto”.

“El esquema no va a ganar un partido, lo va a ganar el grupo de jugadores. Lo que va a ganar el partido es la decisión, la ayuda, que tengamos cinco jugadores dentro del área a la hora de atacar o defender”, enfatizó

Además, el técnico argentino elogió a su rival y explicó: “Va a ser un partido muy difícil, Croacia tiene una generación de jugadores muy destacada y viene de ganar”.