Los especialistas detectaron en los últimos días la presencia de una nueva cepa de coronavirus que encendió nuevamente las alarmas. Se trata de la variante AY.4.2 sobre la cual se informó un mayor grado de contagiosidad, incluso superior a la Delta.

Sin embargo hasta el momento parece bastante controlada aunque ya se realizan seguimientos para evitar su propagación. “Se han registrado solo nueve casos en un periodo estimado entre septiembre y octubre”, informaron.

Los datos provienen de un estudio que expertos del centro de investigación Ceinge-Biotecnologías Avanzadas de Nápoles efectuaron, analizando las secuencias genéticas contenidas en la base de datos internacional Gisaid.

Previamente, el Reino Unido informó haber registrado una nueva variante de la Covid-19, denominada AY.4.2, que es entre 10 y 15 por ciento más contagiosa que la Delta, según científicos británicos.

La particularidad de AY.4.2. consiste en dos mutaciones, A222V y Y145H, presentes en la proteína Spike, que el coronavirus utiliza para atacar las células.

La variante AY.4.2 se registra actualmente en el 10 por ciento de todos los casos de contagio del coronavirus en el Reino Unido y la cifra va aumentando rápidamente.