A modo de protesta, tanto el día lunes 29/4 como el martes 30/4, no se podrán cargas las tarjetas del Sistema Único de Boleto Electrónico (SUBE) en los kioscos y almacenes de la ciudad.

Los kioskeros se manifestaron con total disconformidad respecto de la rentabilidad que tiene el servicio prestado.

De manera conjunta, aquellos que ofrecen el servicio de carga para el uso del transporte público en la ciudad de Santa Fe, advirtieron que la prestación se vuelve insostenible.

Andrea Ruíz, integrante de la Cámara de Kiosqueros de Santa Fe, sostuvo que “desde hace muchos años las empresas de servicio le están tomando el pelo a todos los kiosqueros, no valorando el trabajo que realizan, a tal punto que desde hace más de un año, por el servicio de recarga de tarjeta SUBE, no le están dando ningún tipo de pago al comerciante; estamos trabajando gratis, además de todo lo que tenemos que pagar nosotros por mantener el servicio activo”.