El formato del campeonato de la Liga Profesional de Fútbol para este año ya está armado, aunque la AFA todavía no lo confirmó por querer ser cautos en cuanto a los contagios. La idea es que comience el 25 de septiembre, tenga dos instancias de zonas y una fecha de clásicos.

La primera parte de la competencia consistiría en seis grupos de cuatros equipos, con dos enfrentamientos ante cada rival (uno de local y otro como visitante). El sorteo contaría con cabezas de serie: los cinco grandes (Boca, River, Independiente, Racing y San Lorenzo) y se sumaría Vélez.

A las seis jornadas se le sumará la fecha de clásicos. Los primeros dos clubes de cada zona se clasificarán a una segunda instancia que luchará por el título y la clasificación a la Copa Libertadores, mientras que los dos restantes se reubicarán para buscar el pase a la Copa Sudamericana.

Los equipos se volverán a dividir en dos grupos de seis en cada una de las competencias y solo se enfrentarán una vez contra cada rival. La localía se definirá según los resultados de la primera etapa: aquellos con mejor ubicación jugarán tres encuentros en su estadio y dos como visitante.

Los ganadores de las zonas que pelean por el título chocarán en una final que además otorgará el pasaje a la Copa Libertadores. Los otros dos líderes también se medirán entre sí, pero para luego definir la clasificación a la Copa Sudamericana con un encuentro ante el perdedor del partido antes mencionado.