Recién comienza la temporada de verano y ya se registraron los primeros heridos por el ataque de palometas en las aguas de la Laguna Setúbal.

Ocurrieron durante este lunes, feriado mediante y altas temperaturas, en el que muchos santafesinos se volcaron a las playas de la ciudad, y pese a que no están habilitadas como balnearios, se metieron al agua y fueron atacados por palometas.

Sucedió en la Costanera Este, donde los guardavidas presentes debieron asistir a unos 20 heridos.

Por LT10, Sergio Berardi, del sindicato de Guardavidas precisó que “se dieron dos combinaciones para que esto suceda: el calor y la laguna baja”.

 

DEJA UNA RESPUESTA