La Empresa Provincial de la Energía constató esta mañana nuevos actos de vandalismo sobre una estructura metálica que sostiene la línea de alta tensión de 132 kV, que vincula las estaciones Santo Tomé y Puerto de Santa Fe. Esta instalación, que colapsó el pasado diciembre, es estratégica para la alimentación de energía al área metropolitana Santa Fe y la vecina ciudad de Paraná.

Autoridades de la empresa radican la denuncia correspondiente y comunicaron la situación a los organismos de seguridad. El hecho se constató, esta vez, en una torre provisoria montada a metros de la Av. Circunvalación Oeste.

A raíz del daño provocado en las riendas que ayudan a la verticalidad de la estructura, operarios de la empresa realizarán trabajos para reforzar nuevamente la estabilidad del soporte de la línea de alta tensión.

Como se recordará, estas instalaciones del mismo vínculo eléctrico en alta tensión, habían sido vandalizadas en diciembre, marzo y abril pasado.

DEJA UNA RESPUESTA