Si bien el pronóstico de este miércoles indica cielo mayormente despejado, con nubosidad en aumento, estas condiciones relativamente estables, tendrán una tendencia a inestabilizarse lenta y gradualmente generando alguna posibilidad de lluvias débiles a moderadas, no descartándose algunos chaparrones algo mas intensos.

Por otro lado, el Servicio meteorológico Nacional emitió un alerta por tormentas para toda la provincia que se haría efectiva en el transcurso de la mañana del jueves.

El informe advierte que “el área será afectada por tormentas aisladas, algunas fuertes, acompañadas de ocasional caída de granizo, abundante caída de agua en cortos períodos, fuerte actividad eléctrica y ráfagas intensas, con valores de precipitación acumulada entre 40 y 60 mm, pudiendo ser superados localmente”.