La reapertura de las salas de cine en la provincia de Santa Fe se encuentra cada vez más cerca. Según trascendió, el reinicio de la actividad está previsto para los primeros días de marzo y, para estar habilitados, los complejos deberán haber adecuado sus instalaciones, permitiendo respetar la distancia interpersonal de al menos 1.5 mts.

Los protocoles exigen además que se garanticen turnos rotativos de trabajo o cohortes de trabajadores para reducir el intercambio de personas, y disposición de descansos, de manera tal de garantizar las medidas de prevención.

En este sentido, no se permitirá el desplazamiento de público durante el espectáculo y será obligatorio el uso de tapabocas. Deberá controlarse la temperatura de los trabajadores anterior a la entrada al establecimiento, la cual debe ser menor de 37.5ºC.

Se deberá mantener el ambiente laboral bien ventilado y dentro de cada establecimiento cinematográfico se tendrá que realizar una marcación sobre el piso y / o utilizando otros elementos identificatorios a fin de indicar a cada asistente la debida distancia que respetar”, mejorar las disposiciones que quedaron oficializadas hoy.

Por otra parte, se procederá a la desinfección total de la sala antes del comienzo de la proyección, en tanto, se permitirá el servicio gastronómico, el cual deberá adecuar su funcionamiento a lo establecido en los protocolos aprobados para el desarrollo de su actividad.