A partir de este jueves, por disposición del gobierno de Santa Fe, rigen los nuevos horarios nocturnos para bares y restaurantes en el territorio provincial. La norma establece la extensión de los límites de cierre que ahora serán, de lunes a viernes hasta las 1.30; y los días viernes, sábados y víspera de feriado hasta las 2.30.

La referencia a locales gastronómicos comprende a bares, restaurantes, heladerías, y otros, con y sin concurrencia de comensales, incluyendo las actividades de envíos a domicilio. También comprende a los salones de eventos, fiestas y similares, habilitados como bares o restaurantes por las autoridades municipales y comunales.

En otro tramo del decreto, se establece que la restricción a la circulación vehicular en la vía pública en el marco del “distanciamiento social, preventivo y obligatorio” será de lunes a viernes, inclusive, entre las 1.30 y las 6; y los sábados, domingos y feriados entre las 2.30 y las 6.

La medida se adopta “ante un mejoramiento progresivo en las últimas semanas de la situación epidemiológica en la provincia”, como así también por “el avance del plan de vacunación, que ya cumplió con la inoculación de todo el personal de salud que optó por esa medida sanitaria”.

La norma asimismo aclara que “las actividades habilitadas deberán ajustar sus horarios de funcionamiento a lo dispuesto anteriormente, a excepción de aquellas definidas como esenciales en la emergencia por las normas nacionales o provinciales que rigen sobre el particular”.

Por último, el Decreto Nº 115 aclara que “las autoridades municipales y comunales podrán disponer en sus respectivos distritos, en consulta con el Ministerio de Salud, mayores restricciones a los horarios de circulación nocturna, como así también la suspensión temporaria de actividades habilitadas, cuando las condiciones epidemiológicas así lo exijan”.