En las últimas semanas se registraron un gran número de reclamos por el funcionamiento de la aplicación Billetera Santa Fe. Muchos usuarios se encontraron con el impedimento para realizar los pagos en determinados horarios del día y se vieron obligados a usar otros medios.

La Cámara de Supermercados y Autoservicios de Santa Fe efectuó un reclamo formal al soporte técnico de la app en varias ocasiones por los errores que se producen. Los clientes terminan abandonando la compra en los carros, se llevan la mitad de las cosas, o se generan largas colas de gente que espera que la app por fin funcione.

“Se venía usando con normalidad pero hace alrededor de un mes venimos con fallas técnicas en el uso. Desde la Cámara elevamos una nota para que por favor traten de resolvernos este problemas lo antes posible porque nos genera inconvenientes. Lo que nos sucede es por ejemplo que al cliente le salía como acreditado el pago, se mostraba en caja el comprobante pero a la hora aparecía como rechazada la transacción”, expresó María Raffin, presidenta de la Cámara.

“Después el funcionamiento colapsa, es lo que más vemos últimamente, especialmente en determinados horarios pico. Nos volvimos a contactar con el soporte técnico de la aplicación y nos dijeron que iba a estar funcionando no muy bien este fin de semana, pero que el problema se estaba resolviendo. Nos confirmaron que lo habían resuelto pero a partir del lunes volvimos a tener los mismos inconvenientes sin que se haya resuelto nada”, agregó.

Asimismo advirtió que en el rubro desde esta semana lo que se hace es probar una vez, y si da error se le pide al cliente que pague con otro medio. Sobre esta decisión, explicó Raffín: “Hubo veces que se termina formando una pausa de 20 minutos con una sola persona esperando que funcione la Billetera Santa Fe. Lo cual es molesto para todos los demás clientes, se generan colas en los locales comerciales”.

Por último, desde la Cámara lamentaron estos problemas porque Billetera Santa Fe trae beneficios tanto para clientes como para la reactivación del comercio local. “Dentro de todo venía funcionando bien, tenía sus fallas. Sabíamos que podía llegar a pasar porque era un programa nuevo. Al haber tanta demanda de descarga el soporte no estaba siendo estable. Es lo que nos dijeron desde los técnicos, que se tenían que hacer ajustes a la Billetera para un normal funcionamiento. Pero esta semana tenemos los mismos problemas, y es un dolor de cabeza. Seguimos insistiendo, pero es tecnología y hay cuestiones que no se hacen de un día para el otro”, concluyó Raffín.