Unión arrancaba la última fecha de la fase de grupos de la Copa de la Liga en zona de clasificación, pero la goleada de Atlético Tucumán (le ganó 5 a 0 a Defensa y Justicia) lo puso momentáneamente en la quinta posición al equipo del Vasco Azconzábal. De tal manera de que si pierde, ya no tendrá posibilidades de clasificar, sin importar los resultados de mañana.

El Tate sigue dependiendo de sí mismo: si gana el clásico santafesino, que se disputará el domingo a las 18 en la cancha de Colón, tendrá un pase a la zona de playoffs.

Sin embargo, si Unión empata quedará con 19 puntos y tendrá que observar lo que suceda en otras dos canchas. Por un lado, tendrá que rogar con que Independiente no le gane a Huracán. Lo mismo tendrá que esperar con Lanús: que no se lleve los tres puntos ante un ya clasificado Talleres.

En la previa del clásico santafesino, Unión tiene mucho por resolver este domingo por la tarde: si gana clasifica, si empata deberá esperar que Independiente y Lanús no ganen. Y si pierde contra Colón se despedirá de la Copa de la Liga. En pocas horas, se verá qué le depara el destino al Tate.