A partir de un informe de la Secretaría de Salud de Rosario que evidenciaba un faltante de vacunas contra el Covid, la Municipalidad de Rosario realizó este viernes una denuncia penal para dar con los responsables. Según trascendió, se trata de diez frascos que equivalen a cien dosis del laboratorio AstraZeneca.

Sumada a la denuncia penal, se inició el correspondiente sumario administrativo para identificar a las personas encargadas de la seguridad del lugar.

En la presentación que hizo el intendente, Pablo Javkin, también puso en consideración de la Justicia que durante la madrugada del martes 27 de abril se produjo un corte de luz en dicho vacunatorio, lo que implicó la activación del protocolo para el monitoreo de la cadena de frío, debiendo conectar un generador hasta tanto se restituyó el servicio.

Es importante destacar que dada la aplicación de protocolos nacionales, que permiten la extracción de dosis extras en algunos de los envíos por su uso eficiente, no se vio afectado el calendario vigente de turnos de inoculación, que continúa en desarrollo con total normalidad.

Más allá que el faltante de estas 100 dosis que contienen aproximadamente los 10 frascos es menor en comparación con las más de 262.000 dosis aplicadas en la ciudad de Rosario. “Este tipo de hechos resultan inadmisibles y no pueden pasar desapercibidos, para la ciudad es trascendente una, 100 o 1.000 dosis, por lo que hay que profundizar la investigación y tratar de establecer las responsabilidades”, dijo el secretario de Gobierno de la Municipalidad, Gustavo Zignago.

En cuanto a las fechas, la cronología de la vacunación y el stock, dicha información surge del informe suministrado por parte del secretario de Salud, basado en el Sistema de Información para los Centros de Atención Primaria (Sicap), relacionado con el stock de las dosis de vacunas y las notas de entrega y recepción de las mismas.

Entre los datos presentados se acompañó un registro de personas a las cuales les fueron asignados turnos, indicando si se han presentado o no a percibirla, con datos de identificación, fecha, vacuna que le ha sido dada y si es primera o segunda dosis.

Toda la información ofrecida en la presentación judicial pretende aportar “para que la Fiscalía pueda contar con la mayor cantidad de datos a fin de tipificar el presunto hecho delictivo conforme su saber, quedando a su disposición el personal del área respectiva para evacuar cualquier requerimiento que considere procedente”, fundamentó Zignago.