Unión visitó a Huracán en la tarde del lunes por la segunda fecha de la Copa de la Liga. Y la primera emoción no tardó en llegar: Ezequiel Cañete, con un tiro libre magistral, había abierto el marcador para el Tate.

A los 20 minutos, el jugador de Unión que vino a préstamo de Boca acomodó la pelota desde el ángulo izquierdo del área y la acomodó en el ángulo inferior derecho del arquero. Inalcanzable.

La alegría de Unión se vio diluida apenas algunos minutos después. A los 25, Andrés Chávez igualó parcialmente el asunto de penal.

DEJA UNA RESPUESTA