Esta mañana, en conversación con la prensa, el Intendente Emilio Jatón confirmó que no estará permitida la apertura de los tradicionales paradores en las costaneras santafesinas durante los festejos de Navidad y Año Nuevo.

Tanto en la oeste como en la este, están emplazados paradores que funcionan como bares en las noches del verano. Por lo general, se llenan durante este tipo de festejos, por ese motivo, la Municipalidad de Santa Fe prohibió la apertura.

Sobre cómo funcionará la ciudad, aseguró que no habrá estacionamiento medido en ambas jornadas y se trabaja en horarios especiales de trabajo de los comercios.

Por otro lado, explicó que van “a trabajar específicamente en controles de alcoholemia, los paradores no van abrir la noche del 24 y el 31, estamos previendo cerrar algunas calles, para nosotros es un limitante la hora cuando la ciudad se debe cerrar y eso depende de un decreto provincial, así que estamos a la espera de eso para ajustar nuestras medidas”.