No importa la hora ni el lugar, siempre hay argentinos dispuestos a recibir un saludo de Lionel Messi. Eso ocurrió este lunes por la madrugada, alrededor de las 5:15 horas, cuando en la concentración de la Selección argentina en Miami llegó la Pulga rosarina, junto a Leandro Paredes, Ángel Di María y Nicolás Tagliafico para ponerse a las órdenes de Lionel Scaloni de cara a los amistosos ante Honduras y Jamaica.

No se trata de una ventana FIFA más, porque será la última antes de la lista definitiva para el Mundial de Qatar, más allá que queden encuentros para probar alguna cuestión puntual. Horas antes ya habían llegado Emiliano Dibu Martínez, Julián Álvarez, Alexis Mac Allister (todos desde Inglaterra) y Thiago Almada (que viajó desde Atlanta a Miami).

Messi fue el primero de la fila en ingresar a la concentración en Fort Lauderdale, detrás lo escoltaron Di María, Tagliafico y Paredes. Pero todos los gritos fueron para la Pulga. “Leo, por favor, somos cinco nada más. Esperamos dos horas”, se alcanzó a escuchar que le gritaron, a modo de súplica, al mejor futbolista argentino.

El cansancio acumulado y la necesidad de recuperar horas de descanso hicieron que los futbolistas se metan rápido en la concentración. Es que este lunes por la tarde será el primer entrenamiento programado por el cuerpo técnico de Scaloni, que repetirá la rutina martes y miércoles.

La Argentina jugará el viernes 23 ante Honduras en Miami y el martes 27 contra Jamaica en Nueva Jersey. Para estos compromisos de preparación, en los que Lionel Messi dirá presente, el entrenador nacido en Pujato llamó a 28 jugadores, es decir que recortó a cuatro de la prelista de 32 que había anunciado a inicios de septiembre.

DEJA UNA RESPUESTA