Marcelo Saín se alejó del ministerio de Seguridad, pero de ninguna manera parece tener intenciones de irse de la función pública en Santa Fe. Es que el lunes, tres días después de haber renunciado al gabinete de Omar Perotti intentó volver al Organismo de Investigaciones del Ministerio Público de la Acusación.

Es que Saín no renunció a su cargo de director en ese organismo del Poder Judicial, en el que fue nombrado en diciembre de 2018, sino que se tomó licencia para asumir como ministro. Al fracasar su gestión, que inició en diciembre de 2019, ya quiere regresar a su cargo anterior. Sin embargo, de acuerdo a lo que reveló el periodista Mario Cáffaro, no logró hacerlo, al menos por ahora.

“Esta mañana, Marcelo Saín se presentó en oficinas del Organismo de Investigaciones para hacerse cargo. Le dijeron q hay que cumplir pasos administrativos antes de volver”, aseguró a través de Twitter el periodista.

La vuelta de Saín a sus funciones en el MPA no le será fácil: la Legislatura le dará pelea. Tiempo atrás aprobaron dos leyes que fueron vetadas, pero por la que insistirán este año. Si logran insistir con el proyecto y conseguir su aprobación por segunda vez, ya Perotti no podrá frenarlas nuevamente.

Las normas aprobadas, conocidas como “leyes anti Saín” contemplaban, entre otras cosas, que ningún funcionario que cumpla actividad en otros poderes del Estado puede luego estar en órganos del Poder Judicial para investigar, eventualmente, conductas de los elencos de gobierno que integraron. Con eso impedirían al ex ministro volver a ser director del Organismo de Investigaciones. 

Desde el inicio del debate, Saín alega que la ley no podrá tener efecto retroactivo dado que tanto su nombramiento como la licencia que obtuvo para pasar a la cartera de Seguridad, lo mismo que la potestad de retornar a su cargo concursado, son previas al dictado de la norma. Mientras tanto, el de este lunes, parece haber sido sólo el primer round de una pelea que será larga.