Foto: Prensa Colón

Eduardo Domínguez suele sorprender en la previa de los partidos. Y esta vez, ante Lanús, no fue la excepción. Porque el DT de Colón dejó en el arco del equipo titular a Nacho Chicco, el juvenil que atajó en la primera fecha frente a River, mientras Leo Burián arreglaba su contrato.

Ante la posibilidad de que el entrenador lo deje en el banco de relevos, Burián opinó: “Quizás Eduardo me lo venga a decir por la relación que tenemos. Hay que ver cual será la decisión, pero no tengo problemas si no juego. Eduardo no se va a ofender si le pregunto los motivos, y yo no me voy a ofender si me saca”.

El arquero, uno de los ídolos del Colón campeón de la Copa de la Liga, aseguró en una entrevista con Radio Gol: “Los cambios de arqueros no son muy comunes y es por eso que se habla más que en cualquier otro puesto. Depende si el arquero está preparado, es difícil para un arquero atajar luego de un tiempo sin jugar. Luego opinó sobre Chicco: “Tener que entrar como lo hizo Nacho en el Monumental en donde atajó muy bien. Por eso lo felicité y le mandé un mensaje”.

De todas maneras, el 1 del Sabalero no descarta que sólo haya sido una movida del DT para ponerlo a tono, después de una pretemporada que él no pudo hacer por tener que quedarse en Uruguay: “No sé cual es la sensación de Eduardo, si cree que necesito un tiempo más de preparación. Hicimos futbol un rato en el estadio y yo jugué para el equipo alternativo, pero si la idea era que los titulares me pelotearan un poco más, no salió bien porque el equipo suplente jugó mejor”, dijo entre risas.