Amputaron sus piernas tras contraer una bacteria besando a su perro

Greg busca rehacer su vida luego de la infección que le trasmitió su mascota a través de la saliva.

A Greg Manteufel es un estadounidense de 48 años al cual debieron amputarle sus piernas y manos debido a una extraña infección de la sangre que contrajo luego de un simple lengüetazo de su perro. Ahora, busca volver a caminar con prótesis.

En junio de este año, el hombre fue internado de urgencia en un hospital con sintomas similares a los gripales, pero no. Tras realizarle varias pruebas, le detectaron que había contraído una infección de una bacteria identificada como Capnocytophaga canimorsus, que se transmite a través de la saliva de los perros y los gatos.

La especialista en enfermedades infecciosas del hospital Froedtert y la Escuela de Medicina de Wisconsin, doctora Silvia Muñoz-Price, precisó que la infección provocó quecayera la presión sanguínea y que disminuyera rápidamente la circulación a las extremidades.

Hasta el momento, Greg pasó por al menos 10 cirugías y hace dos semanas fue dado de alta del Froedtert & the Medical College of Wisconsin en Milwaukee. Los médicos encargados de su tratamiento y recuperación se sorprenden de su optimismo y buena predisposición, dado que el hombre tiene una determinación absoluta de volver a caminar con prótesis.

“Tras pasar por todo esto, la verdadera estrella del espectáculo es Greg. Tiene la actitud más positiva que cualquier paciente que haya conocido y ha abordado esto con una fortaleza que no creo haber visto en ningún paciente”, explicó el cirujano plástico Patrick Hettinger durante una conferencia de prensa sobre la recuperación de Manteufel.

Antes de contraer la infección el 26 de junio, Greg era pintor y sus dos grandes pasiones era cuidar a perros sin hogar y montar su motocicleta Harley-Davidson. Pero la horrible experiencia no afectó el amor que siente por los canes.