La Corte Suprema de Justicia de Santa Fe decidió suspender preventivamente a la secretaria de la Oficina de Atención de Víctimas de Violencia de Genero y Doméstica que había sido detenida en el marco de una investigación de estafas.

El 21 de abril, la “banda de los sanadores egipcios” que operaba en Córdoba sumó una nueva detenida. Liliana Marcial está acusada de ser miembro de la asociación ilícita que se investiga. Ya suman 11 los imputados de realizar estafas bajo la promesa de una supuesta terapia alternativa llamada “Sêshen”.

Álvaro Juan Aparicio Díaz –quien se hacía llamar “licenciado Ahú Sari Merek”– es el cabecilla de la Fundación Académica Sêshen; se hacía pasar por psicólogo. La investigación la lleva adelante la fiscal de Villa Cura Brochero, Analía Gallaratto, y se inició a partir de una denuncia presentada el año pasado por una persona que había ido a consultar a la institución y a la que, según dijo, empezaron a pedirle cada vez más dinero para avanzar con las “curaciones”. Entre las pruebas hay audios grabados de 2018 entre los falsos terapeutas con quienes los consultaban.

Por eso, la corte dictó una resolución en la que estableció “suspender preventivamente en el ejercicio de sus funciones a la señora Secretaria de la Oficina de Atención de Víctimas de Violencia de Género y Doméstica de los Tribunales de Santa Fe, Dra. LILIANA PATRICIA MARCIAL (DNI…..). Regístrese, hágase saber y dése cuenta al Cuerpo”.

DEJA UNA RESPUESTA