Foto: Prensa Colón

Hace semanas que José Vignatti, presidente de la institución, se encarga de las negociaciones con Adrián Ruocco, representante de Tomás Chancalay. El joven delantero formado en la cantera del Sabalero culmina su contrato en junio del año que viene y si no extiende el vínculo podría firmar en enero con otro club como jugador libre.

Desde Colón quieren evitar a toda costa la fuga de otro futbolista formado en la cantera, tal  y como sucedió con Braian Galván. Por lo que es imperioso cerrar la extensión del contrato de “Chanca”, aunque la relación entre Vignatti y Ruocco no es la ideal.

Leer más: Domínguez prepara el equipo para jugar su primer amistoso

El representante del delantero no contestaba las llamadas del dirigente, por lo que las negociaciones no podían avanzar. Sin embargo, las partes se habrían acercado y Colón estaría a punto de asegurarse a Tomás Chancalay.

Uno de los puntos a tratar fue la actualización del salario del jugador. Aparentemente, el Sabalero le triplicaría el sueldo al jugador con tal de que ponga el gancho. Pero Ruocco habría pedido una condición especial: que Chanca sea cedido a préstamo. Por lo tanto, el nuevo contrato de Tomás Chancalay sería hasta diciembre de 2023 con un salario superador, pero su futuro estaría en el fútbol mexicano.

DEJA UNA RESPUESTA