Una escena increíble sucedió en la Guardia de Tribunales el mediodía de este jueves. El imputado por el homicidio de Carla Vanesa Rivas, se tiró desde el primer piso del edificio y escapó.

El hombre está acusado de haber matado a Carla, una mujer de 35 años, a quien prendió fuego en su casa junto a sus hijos, en Barrio Chalet, el primero de diciembre del 2017.

Ese día, el atacante provocó un incendio en la casa de Santiago de Chile al 3900. Carla falleció, pero sus hijos lograron ser rescatados por los vecinos.

El hombre había sido detenido hace tres días. Para fugarse, rompió el ventiluz de la sala de reconocimiento y se retiró rápidamente por el subsuelo de Tribunales. Nadie sospechó de él, porque pensaron que era un obrero de la construcción. Salió caminando. Ahora es intensamente buscado por la Policía.

Mirá cómo fue que escapó: