Los usuarios de redes sociales resaltaron uno de los argumentos de venta que encontró la multinacional argentina para mantener a sus caramelos en el mercado.

Ante la falta de monedas y la pérdida de valor de los billetes de bajas denominaciones, la empresa los promociona como alternativa al vuelto en dinero, algo que se realiza desde hace mucho tiempo, pero nunca tan explícito.

Se trata de los caramelos duros “Arcor Mini”, que en el sitio de e-commerce de la firma se ofrecen en las versiones “cherry” y “strong”. El motivo de las bromas de los usuarios de redes sociales tiene que ver con la leyenda “Ideal para el vuelto” con la que se ilustra el paquete de 800 gramos de esas golosinas.

Según los cálculos de algunos usuarios la bolsa de 800 gramos trae 400 unidades y cuesta unos 700 pesos. Este cálculo podría determinar que cada caramelo podría ser equivalente a una moneda de 2 pesos.