Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendaron que se administren tres dosis de las vacunas contra el coronavirus de los laboratorios chinos Sinopharm y Sinovac.

La recomendación podría afectar el programa de vacunación de varios países, entre ellos la Argentina, que utilizó el inoculante de Sinopharm en gran parte de su población y que estaba a punto de comenzar a utilizarla en niños de entre tres y once años.

“Todas las evidencias indican que se necesita una tercera dosis de estas mismas vacunas o de sus homólogas”, indicó en conferencia de prensa el experto mexicano Alejandro Cravioto, presidente del Grupo Asesor Estratégico de Expertos de la OMS (SAGE), en referencia a los sueros chinos.

El experto sugirió que las terceras dosis, en primer lugar, deberían administrarse a personas mayores de 60 años, grupo de edad que ha mostrado mayores problemas de respuesta al coronavirus tras vacunarse con Sinovac o Sinopharm.

La tercera dosis para quienes recibieron vacunas chinas pueden ser de otro tipo, precisó el SAGE, mientras se aclaró ​que no se trata de una recomendación general de una tercera dosis, ante la existencia de países donde los niveles de vacunación son aún bajos.

Las vacunas de Sinopharm y Sinoovac, aprobadas por la OMS, eran utilizadas en varios países de Latinoamérica, Asia, África o el este de Europa. ​​No obstante, en la mayor parte del viejo continente, las vacunas chinas no fueron aprobadas, al igual que en los Estados Unidos.

​​​Los expertos incluyeron en la recomendación de una tercera dosis a otras vacunas aprobadas por la OMS: Pfizer , Moderna y AstraZeneca, y la segunda de Jansen, que inicia con monodosis, para personas con un “sistema inmunológico grave o moderadamente comprometido”.

DEJA UNA RESPUESTA