El río Paraná sigue bajando y crece la preocupación

En Rosario se registró una caída de 40 centímetros durante el fin de semana y se complica la actividad portuaria.

El río Paraná continúa bajando y complica tanto la actividad portuaria como la vida cotidiana de los habitantes de las islas. De acuerdo con la información de prefectura, el fin de semana la marca frente a las costas de Rosario registró un caída de unos 40 centímetros y se ubicó en 1,51 metro de altura en el Puerto de Rosario.

El titular de la delegación rosarina de Prefectura Naval Argentina explicó: “Hubo un repunte la semana pasada, pero el fin de semana tuvimos una nueva bajante y hoy nos informan que estamos en 1,51, esto cambia todo y tenemos que extremar las medidas de prevención para evitar accidentes”.

Asimismo, contó que ya el fin de semana hubo “un llamado de atención”, que obligó a extremar los controles en el curso de agua. “Se produjo una bajante de 13 centímetros en un día, el sábado estábamos en 1,93 y el domingo la marca fue de 1,80 metro”, detalló Rosende.

El registro de ayer, 1.51 metro, elevó la preocupación de las autoridades de Prefectura Naval, ya que se quebró la marca del año pasado, que había sido de 1.55 metro el 28 de septiembre. “Esto varía circunstancialmente todo, tenemos que ver si se modifica la descarga en los buques”, anticipó Rosende.

Pese a que la bajante se agudizó, el informe del Instituto del Agua expresa una perspectiva positiva para los próximos días. “En octubre podría registrar un ascenso acotado, sin alcanzar el valor normal”, precisó el informe difundido ayer.

Si el caudal se comienza a normalizar, significará un alivio no sólo para los pobladores de las islas, que cuando el río baja sufren todo tipo de complicaciones, sino también para los buques de gran calado que se dirigen a los puertos de la región.

DEJA UNA RESPUESTA