servicios-higiene-seguridad-matriculado-consultora-mz-7907-mla5303542682_102013-f

Por medio de la Resolución N° 481 de fecha 10 de julio de 2002, el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación creó el llamado “Programa de Recuperación Productiva” (RePro) en el marco de la Emergencia Ocupacional Nacional declarada por el Poder Ejecutivo, como una de las tantas medidas adoptadas en aquel momento a los fines de atender la situación de crisis que ponía en peligro la calidad y cantidad de puestos de trabajo, para sostener y promocionar el empleo genuino, apoyando la recuperación de sectores privados y áreas geográficas en crisis.-

Si bien esta medida fue creada con un carácter temporal específico, por sus buenos resultados y ante las nuevas crisis económicas que atravesó el país fue manteniéndose, encontrándose al día de hoy prorrogada su vigencia hasta el día 31 de diciembre de 2016.-

Este Programa de Recuperación Productiva brinda a los trabajadores de las empresas adheridas una suma fija mensual remunerativa hasta el monto equivalente al salario mínimo, vital y móvil actualizado a la fecha de otorgamiento y por un plazo de hasta 12 meses, destinada a completar el sueldo de su categoría laboral, mediante el pago directo por ANSES.-

produccion-industrial

En concreto, este programa no solo beneficia a los trabajadores, ya que obliga a las empresas a mantener la dotación total de personal registrada al momento de la presentación de su solicitud y/o aprobación de la misma y a abstenerse de disponer despidos sin causa y por razones de fuerza mayor, sino que también resulta una ayuda muy importante a las empresas que atraviesan situaciones de crisis, porque, si bien no se recibe un subsidio de forma directa, si se lo hace de forma indirecta ya que el estado se hace cargo de parte del salario de sus trabajadores, el cual es un monto fijo igual para todos, lo que produce un alivio temporal en la carga salarial de la empresa.-

Cabe destacar que la obligación de mantener de la nómina total de personal “podrá ser exceptuada en los casos de las empresas que cuenten en su nómina de trabajadores contratados bajo el régimen del contrato de trabajo de temporada, situación que deberá ser fehacientemente comunicada y acreditada por el empleador al momento de su adhesión, la cual tendrá que estar estrictamente vinculada con la actividad que la empresa desarrolle”.-

No podrán ser beneficiarios del Programa las empresas que se encuentren incluidas en el Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales (REPSAL) de la ley 26.940.-

EL PROCEDIMIENTO.-

Las empresas que se encuentren atravesando una situación de crisis comprobable deberán presentar ante la delegación del Ministerio de Trabajo más cercana el formulario de solicitud de adhesión (http://www.trabajo.gov.ar/downloads/prp/AnexoI_2016.doc), debiendo completar los datos de la persona física o jurídica empleadora, el total de empleados declarados en SIPA y Mi Simplificación, cantidad de empleados dentro de convenio colectivo, Cantidad de empleados sujetos al régimen de temporada, Cantidad de Beneficiarios Solicitados y descripción de la actividad principal de la empresa.-

Resulta condición para la adhesión la conformidad de la Asociación Sindical que represente a los trabajadores de la empresa, mediante la suscripción en la solicitud de adhesión por medio de su representante legal.-

Además se requiere acompañar la siguiente documentación:

  1. Copia certificada de los estatutos de la empresa (o DNI en caso de persona física)
  2. Copia certificada de inscripciones impositivas AFIP.
  3. Copia certificada del acta de designación de autoridades de la empresa.
  4. Copia certificada del poder / instrumento que acredita las facultades del firmante de la presente solicitud para representar a la empresa.
  5. Cuatro últimos balances certificados por el respectivo consejo profesional.
  6. Anexo II – Informe socio-económico-laboral, que deberá estar suscripto por contador público y certificado por el respectivo consejo profesional. El mismo deberá remitirlo en soporte papel y en formato Excel al e-mail: prp@trabajo.gob.ary/o presentarlo en CD.
  7. Copia de las ultimas 24 facturas de energía eléctrica y gas. Listado detallando períodos facturados y energía consumida. El mismo deberá remitirlo en soporte papel, firmado por el representante de la empresa, y en formato Excel al e-mail: prp@trabajo.gob.ary/o presentarlo en CD.
  8. DDJJ de ausencia de trabajo infantil en ningún ámbito de la cadena de valor del producto y/o servicio de la empresa.
  9. Detalle de los dueños y/o accionistas de la empresa indicando si conforma un grupo económico, detallando las empresas y la actividad. (no en caso de Persona Física).-
  10. DDJJ de IVA de los últimos 24 meses. Listado detallando débitos y créditos fiscales mensuales. El mismo deberá remitirlo en soporte papel, firmado por el representante de la empresa, y en formato Excel al e-mail:prp@trabajo.gob.ary/o presentarlo en CD.
  11. Informe suscripto por contador público que detalle en términos económicos y financieros la situación actual de la empresa por la cual solicitan la asistencia del programa y un plan de acción para revertir la misma.
  12. Listado de trabajadores a incluir en el programa en papel y soporte digital y/o al e-mail: prp@trabajo.gob.ar.
  13. Copia certificada de instrumento que acredite la personería del representante legal de la asociación sindical que representa a los trabajadores.

Presentado el formulario y la documentación arriba detallada, la Dirección Nacional de Relaciones Federales las evalúa y realiza un informe técnico para consideración del Ministro y el Secretario de Trabajo, quien es quien toma la decisión de otorgar el programa o no.-

Como se podrá observar, no resulta sencillo cumplimentar con toda la documentación que se solicita (más teniendo en cuenta la situación de crisis de la empresa, con todo lo que ello implica), por su variedad, cantidad y tecnicismo en caso de por ej. el “Informe socio-económico-laboral” e “informe de términos económicos y financieros de la situación actual de la empresa”, los que indefectiblemente necesitan de un contador público que los suscriba, pero por supuesto ello no debe frenar a las empresas a solicitar la adhesión, ya que el REPRO puede ser la medida que haga a la recuperación de una empresa en crisis.-