Al igual que los últimos años de la década, el 2020 se presentó con temperaturas muy superiores a las normales en Argentina. Además estuvo marcado por una intensa sequía y numerosos focos de incendio.

En Argentina y el resto del mundo, las temperaturas siguen en aumento. El 2020 no fue la excepción y quedó a muy pocas décimas de ser uno de los años más calurosos en el país. Con una anomalía de +0.63°C el último año se ubicó en 2° lugar, solo superado por las temperaturas del 2017.

1°) 2017 (+0.68°C)
2°) 2020 (+0.63°C)
3°) 2012 (+0.63°C)
4°) 2015 (+0.62°C)
5°) 2014 (+0.48°C)

Además, es un hecho que en los últimos 10 años, las temperaturas medias anuales se mantuvieron siempre por encima del promedio, convirtiendo a esta década en la más cálida desde que se tiene registros.

Entre los eventos climáticos más importantes que ocurrieron en el último año en Argentina, se encuentran la intensa ola de calor que afectó las provincias de Cuyo durante más de 10 días en enero, las temperaturas superiores a 45°C que se registraron en Salta el mes de septiembre, y un invierno extremadamente frío en el sur de la Patagonia, en donde los regístros, en Río Gallegos, se mantuvieron debajo de los 0°C durante 8 días consecutivos.

Argentina también experimentó una extensa y prolongada sequía que afectó más de la mitad del país. La falta de lluvias hizo que el 2020 fuera el año más seco desde 1995 y el 5° más seco desde 1961.

Si analizamos las diferentes zonas de nuestro país, la región central fue la más afectada, registrando el año más seco desde 1960. Por otro lado, el Litoral y la zona núcleo tuvieron el tercer año con menor cantidad de lluvias.

Esta situación de escasez de lluvias estuvo acompañada de condiciones cálidas y muy baja humedad relativa, lo que favoreció la aparición y la propagación de numerosos focos de incendios en 13 provincias, pero que afectaron principalmente a Formosa, Santa Fe, Chaco y Entre Ríos.

Según los datos satelitales y la información suministrada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el 2020 se convirtió en el año con mayor cantidad de focos de incendios. Solamente en el mes de agosto se registró un total que superó los 100.000 focos de calor y las provincias de Formosa y Santa Fe una alrededor de 80.000 focos tuvieron cada en el año.