Claudio Corvalán, capitán del equipo, habló minutos después de la durísima derrota de Unión en Copa Argentina y fue muy autocrítico a la hora de enfrentar los micrófonos. Acto seguido pidió compromiso y estabilidad dentro de la institución.

“Es un golpe duro. No hay mucha explicación. Pedirle disculpas a la gente que vino hasta acá y no le dimos absolutamente nada. El que tenga ganas de estar que esté y el que no tenga ganas de no estar que no esté. Me duele por lo deportivo, nos tiene que doler como institución y nos duele por la gente”.

“Nosotros teníamos la obligación de ir a buscarlo. Llegábamos a los 3/4 y nos costaba mucho. El análisis que puedo hacer hoy es negativo porque quedamos fuera de las dos competencias en las que teníamos la intención de pelear mucho más”, cerró el lateral derecho.

El Tatengue jugó contra el Lobo mendocino por los 32avos de la Copa Argentina. Silba anotó para Gimnasia. Bruno Pittón igualó. Solís marcó el gol del triunfo para Gimnasia. El encuentro concluyó con ciertos tumultos entre los jugadores de Unión y los de Gimnasia y Esgrima de Mendoza. Al finalizar, el equipo se retiró del campo de juego mientras los hinchas Rojiblancos expresaban su descontento con cánticos dirigidos hacia sus propios jugadores.