Este mediodía, el ministro de la Corte Suprema de Justicia Horacio Rosatti fue elegido como el nuevo presidente del alto tribunal, luego de ser propuesto por Juan Carlos Maqueda y apoyado por el actual presidente, Carlos Rosenkrantz, que queda como vicepresidente.

Según consta en el documento, a las 10.34 de hoy Lorenzetti “comunicó que se encuentra imposibilitado de asistir al presente acuerdo extraordinario convocado para el día de la fecha en virtud de estar participando de las reuniones de UNIDROIT  (Instituto Internacional para la Unificación del Derecho Privado, sigla en inglés) y en las cuales actúa en calidad de miembro del Governing Council”.

Esa movida pareció una estrategia para postergar la elección del nuevo presidente y, de hecho, Elena Highton de Nolasco, hasta hoy vicepresidenta, propuso la postergación.

Pero Rosenkrantz indicó que la ausencia de uno de los jueces no obstaba para que se celebrara igualmente el acuerdo y continuó adelante con las deliberaciones, que a esa altura ya parecían cerradas.

Highton decidió, entonces, no participar del acuerdo, que concluyó con los tres jueces restantes votando para que Rosatti sea el nuevo presidente a partir del 30 de setiembre próximo.

Rosatti, oriundo de Santa Fe y nacido el 11 de agosto de 1956 es juez, político, escritor, profesor universitario y abogado argentino doctorado en Ciencias Jurídicas y Sociales y magíster en Evaluación de Impacto y Gestión Ambiental.

Ocupó el cargo de ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Argentina durante la presidencia de Néstor Kirchner.

El 14 de diciembre de 2015 el presidente Mauricio Macri lo nombró juez de la Corte Suprema de la Nación, otorgando acuerdo el Senado de la Nación el 15 de junio de 2016.

El 29 de junio de 2016 prestó juramento ante el presidente de la Corte Suprema quedando desde ese momento incorporado al tribunal.