El combinado celeste y blanco jugó un partido amistoso de preparación previo al inicio del mundial de Qatar 2022 y lo hizo en el estadio Mohammed bin Zayed ubicado en la ciudad de Abu Dhabi, contra Emiratos Arabaes, selección que es dirigida técnicamente por el Vasco Arruabarrena.

En un partido totalmente disparejo, Argentina encontró rápidamente la apertura del marcador en los pies de Julian Álvarez luego de una excelente jugada de Angel Di María y una habilitación para nada egoísta de Lionel Messi.

A partir de dicho tanto, no hubo más partido. Los dirigidos por Scaloni hacían lo que querían, hasta incluso demostraron tener una combinación de pases seguidos que dará muchos frutos deportivos en caso de que siga sucediendo, y ojalá que así sea.

Seguido a ello, el ya mencionado jugador de la Juventus, de buenas asociaciones con la Pulga, firmó una obra de arte a los 24′ para el 2-0. Marcos Acuña envió un centro volado y quirúrgico, que cayó justo detrás del último defensor. Allí esperaba el ex Central, con la zurda enarbolada para una volea perfecta, que dejó perpléjico al arquero local.

El tercer gol también fue de su autoría, en un inicio de acción con excelente manejo colectivo, Fideo encaró al arquero dentro del área y no dudó. Antes de eso, De Paul abrió para Mac Allister, que cortó para el ingreso de Di María, que desde allí no frenó. Controló y se sacó de encima a Al Hammadi. Quedó cara a cara con el portero Khalid Eisa y también lo superó con una finta. En el momento en el que se disponía a definir, Ali Salmeen intentó incomodarlo con el cuerpo, pero no lo logró.

En el cuarto tanto también participó el volante rosarino. El toqueteo argentino derivó en el zurdo en el borde del área grande. Giró y habilitó a Messi, quien se abrió hacia la derecha y resolvió cruzado, con una facilidad asombrosa.

Foto: REUTERS/Amr Alfiky

Así fue que en el primer tiempo la Argentina ya iba ganando 4 a 0 y daba la impresión que lo que restaba de partido era para la anécdota. Claro está, todos los argentinos estabamos con un solo miedo: las lesiones. Afortunadamente para nuestro país, ningún jugador sufrió molestias visibles en el campo, por lo que se estima que estarán todos a disposición para el inicio de la competencia.

Para culminar, ya con el rival atónito, Joaquín Correa empujó, sin oposición de la defensa, después de un pase de Rodrigo De Paul y decretó el resultado final. De corolario, Dibu Martínez se lució sobre el final tapando dos mano a mano claros que podrían haber marcado el descuento parcial de los locales.

Así fue que el equipo de Lionel Scaloni tuvo una producción notable en el último amistoso previo al inicio de la Copa del Mundo en Qatar. Con jerarquía y autoridad, la Albiceleste derrotó 5 a 0 a los Emiratos Árabes Unidos gracias a los goles de Ángel Di María (2) Julián Álvarez, Lionel Messi y Joaquín Correa.

Uno de los festejos de los goles de Argentina (REUTERS/Amr Alfiky)