El Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación y el municipio de Miramar anunciaron la creación del Parque Nacional de Ansenuza, en el noroeste de la provincia de Córdoba.

El nuevo parque nacional comprende la laguna de Mar Chiquita, la laguna salada de mayor superficie de la Argentina y la quina de Sudamérica, además de los Bañados del río Dulce.

El parque, el tercero en Córdoba que se sumará al de la Quebrada del Condorito y el de Traslasierra, incluye un enorme espejo de agua y humedal de variada salinidad de cerca de un millón de hectáreas.

Se trata de una cuenca alimentada por tres ríos, el Dulce, conocido como Salí, el Primero o Suquía, y el Segundo o Xanaes, que configura una zona clave para la biodiversidad, en especial por la gran cantidad de aves migratorias que la visitan.

En el ecosistema conviven una gran diversidad de ambientes entre los que destacan un enorme espejo de agua salina, los cauces de los ríos, lagunas permanentes y temporarias, playas barrosas, matorrales de arbustos y cardones, bosques de tipo chaqueño y espinal, salinas, amplios pastizales y sabanas inundables.

Según indicó el ministerio a cargo de Juan Pablo Cabandié, el nuevo parque comprende “una gran diversidad de ambientes que incluyen la Laguna de Mar Chiquita, los cauces de los ríos y lagunas permanentes y temporarias; además de playas barrosas, que integran al espejo de agua con matorrales de arbustos y cardones, bosques de tipo chaqueño y amplios pastizales y sabanas inundables”.

“Entre las especies que conforman la vegetación del lugar se puede encontrar desde grandes algarrobos y quebrachos hasta espartillares, juncales y totorales, pasando por arbustales y matorrales halófitos de transición”, se añadió.