A partir de este miércoles quedó montado el Hospital de Campaña que se instaló en el Liceo Militar General Belgrano para hacer frente a la pandemia en Santa Fe. Ahora comienza el proceso de equipado, para el cual seguirán trabajando las 30 personas que formaron parte del armado principal.

Por otro lado la Empresa Provincial de la Energía y Aguas Santafesinas trabajan realizando las conexiones correspondientes, por lo que se debe tener en cuenta las posibles complicaciones que se presentarán para transitar por la zona.

Más precisiones sobre cómo serán los trabajos y la disposición del hospital militar ubicable fueron brindados por Marcela Ovejero, coordinadora de Salud y Bienestar de las Fuerzas Armadas, quien afirmó: “Los trabajos comenzaron el martes, cuando se comenzó con el despliegue de las nueve carpas que lo componen y que están integradas entre sí y cuya funcionalidad es ser áreas de internación. Luego delimitamos dos entradas para las ambulancias: una de ingreso y otra de salida. Y si todo sigue como hasta ahora, hoy mismo terminamos de completar el montaje y nos dedicaremos a los detalles para dejarlo operativo”.

En este momento se espera por el traslado de 30 camas que están en el Hospital Cullen, se armarán y se dispondrán luego en cada uno de los módulos. Cerca del mediodía se determinará cual será la función que tendrá cada carpa en lo que refiere a atención médica. Por otro lado operarios de la Empresa Provincial de Energía (EPE) y Aguas Santafesinas (Assa), se encuentran en el lugar realizando las conexiones correspondientes para el funcionamiento de la unidad. “De esta manera permitimos que el hospital sea abastecido sin compartir las mismas instalaciones que tiene el Liceo Militar. Además las dos instalaciones estarán separadas, ya que se colocará un alambre olímpico, para no afectar el desarrollo de las actividades, porque no habrá lugares comunes”, dijo

En cuanto al personal que desarrollará allí sus actividades la coordinadora destacó: “Estará apostado personal médico del Hospital Cullen, como así también del hospital militar de Paraná. Son profesionales que ya trabajan en Santa Fe y que se trasladarán aquí de manera fija. En cuanto a la cantidad de especialistas, esto estará determinada de acuerdo al perfil del paciente, pero lo que hay que tener en cuenta es que la capacidad de camas que tiene el hospital es de 30 pacientes”.