Un violento asalto tuvo lugar este viernes en una farmacia ubicada en pleno Boulevard Pellegrini en la ciudad de Santa Fe. Allí ingresó un delincuente con un cuchillo y tomó por rehén a una clienta mientras exigía a los empleados que le entreguen el dinero.

La dueña del local, Adriana Puntillo, habló con UNO y dijo que: “Fue todo muy rápido. Había una chica comprando y la agarró del cuello. Gritó esto es un asalto, nos pidió la plata. En ese momento le dimos lo que teníamos, pero no estaba satisfecho porque era muy poca para él. Justamente habíamos abierto a las 17 pero no había entrado nada de gente por el calor. Se puso como loco”.

“Hasta que en un momento desistió y le dijimos que no teníamos nada más. Así que la soltó a la chica y se fue. Salimos corriendo, tratamos de ver para donde iba y llamamos a la policía. Con los vecinos lo vimos escondido atrás de una planta, y lo pudimos lo pudimos retener. Se resistió muchísimo. Cuando llegó la policía lo redujo, lo metió en la camioneta y se lo llevó. Por el robo salió un montón de gente a atraparlo como las chicas de la panadería, de una concesionaria y gente del Ministerio de la Producción”, agregó.

Video: UNO

En relación al arma que utilizó el delincuente para amenazar, describió que se trataba de un cuchillo tipo tramontina “plateado, con serrucho y bien filoso”. “Nos dejó un poco traumado a todos porque la verdad que sea con armas, sea con cuchillo, con lo que sea el hecho se produce y y la verdad que el miedo paraliza. La clienta que fue agarrada estaba muy nerviosa, muy asustada, estaba toda marcada, tenía toda la mano y todos los dedos con marcas, y tenía el puntazo del cuchillo en el cuello como si fuera una roncha, no le alcanzó a lastimar, la piel, pero tenía lesiones. Es lamentable lo que pasa con la inseguridad que estamos viviendo acá en Santa Fe, por lo menos hablo de la parte que nos toca”, sostuvo a este medio Puntillo.

Y opinó: “Para mí es traumático, eso. Ya he vivido varios hechos y acá el barrio está bastante difícil y complicado. Es moneda corriente la delincuencia. Se puso muy feo. A las ocho, ocho y media, nueve de la noche, ya no anda nadie en la calle. Está todo muy oscuro, muy desamparado. La verdad es algo de todos los días. Los vecinos tenemos grupos de WhatsApp, alarma comunitaria, sabemos de distintos hechos diarios de robos en casas, en negocios. La gente ya no hace la denuncia porque siente que no sirve para nada, así que bueno, está complicado acá el barrio”.

En relación al joven señaló que se trata de un limpiavidrios que suele estar en las esquinas de Boulevard y Francia o en la rotonda frente al Club Unión. Según varios comerciantes señalaron que el hombre había estado merodeando durante la mañana del viernes varios locales.

“Estoy con bastante temor y miedo porque lo agarramos, capaz hoy está preso pero mañana ya está libre y no sabemos qué va a hacer. Si quiere represalias, si porque lo metieron preso. La verdad que a mí me asusta mucho, al no haber justicia. Los policías tienen las manos atadas, también, no pueden hacer nada. Es un hecho lamentable lo que se vive realmente, ¿no?” No me hago la víctima, se vive diariamente en todos lados”, reflexionó Puntillo.

 

DEJA UNA RESPUESTA