El tatengue fue ampliamente superado por Central Córdoba y cayó goleado en su cancha y ante su gente. Sobre el final del encuentro hubo silbidos e insultos para el plantel, pero lo peor se vió cuando se retiraba la parcialidad local que pasaba por sobre la zona mixta del estadio en donde se encuentran los jugadores y algunos dirigentes: “Que se vayan todos, que no quede ni uno solo” fueron los gritos de los hinchas.

MIRA EL VIDEO: