Las autoridades de la ciudad de San Guillermo resolvieron ajustar las medidas de prevención ante el gran aumento de contagios en los últimos días. En ese marco es que se decidió cerrar todas las actividades no esenciales desde las 18 hasta las 7 de la mañana.

Durante la conferencia de prensa brindada por la intendenta Romina López junto a otros funcionarios, explicaron además que los bares y restaurantes solo atenderán por delivery y las actividades deportivas solamente pueden hacerse al aire libre. Las reuniones sociales y familiares quedan suspendidas temporalmente.

La intendenta de San Guillermo, Romina López, habló con diario UNO y describió las medidas económicas y de seguridad implementadas para intentar aplanar la curva y asistir a los sectores más afectados.

“Pedimos policías y refuerzos que nos van a mandar desde provincia y la Municipalidad va a hacer el esfuerzo económico de poner dinero a disposición del comercio”, dijo la intendenta.

Explicó que ya está disponible el link para que los comercios o locales gastronómicos que no puedan funcionar se inscriban para recibir, por única vez, el dinero para asistirlos. “Es una suma por estos 15 días. Previamente le pedimos a los comercios que hagan una declaración de los ingresos, si tienen empleados, si tienen créditos, y en base a eso establecemos la suma que le vamos a entregar”, dijo Romina López, quien esta mañana se reunió con Hacienda para diagramar el salvataje.

Sobre el sector damnificado, la intendenta dijo que aseguró que no se vio tanto rechazo como esperaba” porque “la situación es bastante compleja en la ciudad; todos tienen o un amigo o un familiar pasándola mal por Covid”.

Precisó que a partir de las 18 y hasta las 7 está prohibida la circulación de personal no esencial y que el operativo policial va a empezar un poco más tarde para darle tiempo a la gente de que llegue a su casa. Agregó que desde provincia enviarán efectivos policiales para hacer el control porque sino, la prohibición sola “no tiene sentido”.

“Lo que quisimos hacer ayer con estas medidas fue generar un shock en la gente; decirle que no es lo mismo del año pasado. Estamos complicados”, dijo López. “Se notó que la gente ha entendido que algo pasa, que la situación cambió. Los medios locales lo están diciendo, se ve menos circulación en la ciudad y a la gente le llegó el mensaje de que nos tenemos que quedar por lo menos unos días para aplanar un poco la curva”.

Crisis sanitaria

San Guillermo tienen 223 casos activos de coronavirus, con casi 10.000 habitantes. Según la intendenta Romina López, ayer llegaron al pico de 50. “Acá no tenemos terapia, tenemos camas simples, que por cierto nos queda solo una disponible”.

Las autoridades están alarmadas. “Ayer, para trasladar a alguien de 63 años a Rafaela tuvimos dificultades porque se veía que estaban eligiendo. Si ya para conseguir camas de una persona de 63 años estamos renegando es porque está colapsando el sistema”.

López aseguró que “siempre fue de la idea de la flexibilidad” y que le “molestaba muchísimo” cuando se imponían medidas restrictivas cuando San Guillermo estaba bien. “Pero si estoy tomando estas medidas es porque estamos mal, y eso la gente lo entendió”.