La situación sanitaria está al borde del colapso y las camas críticas tienen cada vez mayor demanda por el aumento de contagios. El director de Tercer Nivel de Salud de la cartera sanitaria de Santa Fe, Rodrigo Mediavilla, reveló que han “llegado a trasladar 400 kilómetros” a una persona para conseguir donde internarla.

El funcionario explicó que en el territorio provincial “tenemos un 91% de camas ocupadas a nivel general, con un triángulo híper crítico que es Rosario, con el 93%; Rafaela con el 97%; y Santa Fe el 98%”, y remarcó que “realmente es una situación complicada”.

Bajo esta necesidad, la Provincia puso en marcha la sexta fase del plan de contingencia, que consiste en la regionalización de los pacientes. “Eso significa que ya no se pueden quedar en su ciudad si no hay camas, los trasladamos. Hemos llegado a trasladar hasta 400 kilómetros a paciente en Santa Fe”, ejemplificó el director del Tercer Nivel de Salud.

Mediavilla destacó que en la segunda ola de contagios de coronavirus se redujo la edad de los pacientes que hacen formas severas de la enfermedad. En esa línea, dijo que “hoy en las terapias intensivas tenemos un promedio de entre 45 y 50 años, son personas más jóvenes y tiene un giro de cama mucho menor”, ya que permanecen internados “de 20 a 25 días”.

Asimismo, señaló que las medidas restrictivas de la movilidad nocturna implementadas hace diez días surtieron efecto. “Lo hemos medido con las salidas de las ambulancias por la noche por accidentología y casos de baleados, y ha habido una franca disminución”, dijo, para añadir que “son camas que se ocupan menos”.