En esta ronda de reggaetón, Mariela Anchipi volvió a reemplazar a una lesionada Sofía “Jujuy” Jiménez. En el estudio, por primera vez, estaban presentes sus hijos Rosario y Felipe, de 8 y 10 años. Entonces, como viene ocurriendo desde hace décadas cuando algún niño pisa la pista dShowMatch, Marcelo Tinelli intentó convencerlos para que se hicieran hinchas de San Lorenzo. Pero esta vez no le resultó fácil.

“Soy de Colón de toda la vida”, le respondió Felipe, cuando Tinelli le ofreció regalarle una camiseta de su club, despertando risas y ternura en su madre, el jurado, los demás participantes y el propio conductor. Y agregó, sin inmutarse: “Y no me vas a poder sobornar”.

El hijo de la bailarina y Dady Brieva se mantuvo firme en su decisión de no cambiar de parecer, a pesar de que el conductor le ofrecía golosinas, pelotas y bicicletas. “Es bravísimo, es peor que el padre”, se admiró Tinelli frente a la convicción del niño.

Más tarde, el conductor insistió: “Entonces, Felipe, ¿toda tu vida fuiste de Colón?”. “Sí, desde que supe que mi papá era de Colón y me mostró cómo jugaban. Vi otros equipos pero no importa con lo que me sobornes, yo voy a seguir siendo de Colón”, respondió él. Con picardía, su hermana, Rosario, contó que no le importa el fútbol y sí accedió al deseo de Tinelli de “convertirse” en hincha del “Ciclón”. Así, mientras el conductor le regalaba golosinas y zapatillas, y Felipe miraba la situación con total seriedad. “¡Cómo corren los sobornos acá! Pero conmigo no vas a poder”, insistió.

Luego, sí, la Chipi y su compañero mostraron su propuesta para esta ronda y llegó el momento de escuchar las devoluciones del jurado. El primero en tomar la palabra fue Ángel De Brito (8): “Hoy la Chipi estuvo más power, solo falta un poquito para la excelencia, pero me encantó”.

Pampita Ardohain, que durante esta ronda es dueña del voto secreto, coincidió con el conductor de Los ángeles de la mañana: “La Chipi está más desinhibida, en la previa y en el baile. Se sacó la timidez y se nota mucho en la pista. Fue un reggaetón caliente. Faltaron momentos que exploten, pero estuvo muy bien”.

Jimena Barón (7), a su vez, indicó: “También la veo a la Chipi más aceitada. Estuvo súper exigida la coreografía, recorrieron mucho la pista. Me faltó que cambiara el clima, porque se pone más hot cuando frena un poco. Ella sigue mirando mucho el piso, pero me gustó”.

“El cuerpo tiene memoria… la moto no arrancaba pero arrancó. De a pedazos, pero arrancó”, cerró la ronda de devoluciones Hernán Piquín (7).

Con 22 puntos, la pareja se aseguró su pasaje al próximo ritmo, en el que los participantes deberán cantar en vivo. Tal como adelantó Jiménez, también presente en el estudio para alentar a su reemplazante, ella está en condiciones de cantar pero no estará disponible para el siguiente desafío, que es el baile del caño, por lo que es posible que Anchipi continúe en la pista.

DEJA UNA RESPUESTA