Un adolescente de 14 años le quitó el automóvil a sus padres, y a seis cuadras de su casa perdió el control del vehículo, atropelló y mató a un hombre de 47 años que circulaba en bicicleta acompañado de su hijo de 5 años, quien sufrió varias heridas.

El trágico accidente sucedió el pasado sábado en la localidad bonaerense de González Catán, partido de La Matanza, en las inmediaciones de las calles Tomas Valle y Jorge Newery, donde un menor embistió con el automóvil de sus padres a Lisandro Aranda Teves, de 47 años de edad, quien circulaba en bicicleta junto a su hijo de cinco años de edad. Minutos antes el adolescente le había salido de su casa con el vehículo de la familia.

Fuentes policiales informaron que el adolescente circulaba a alta velocidad y perdió el control del automóvil. Este terminó arriba de la vereda entre la pared y un poste de luz de cemento que embistió. Hasta el momento el exceso de velocidad es la hipótesis sobre la que se trabaja como causal de accidente.

Al llegar la ambulancia al lugar, encontraron dos cuerpos en el piso, uno de ellos era Lisandro Arana Tevez quien ya estaba fallecido, y su hijo el cual tenía graves heridas producto del choque. Inmediatamente, el niño de 5 años fue trasladado al hospital Simplemente Evita.

Allí también se encontraron con el menor de 14 años, quien se encontraba en estado de shock sentado sobre la vereda. Los médicos lo atendieron y luego fue trasladado a un centro de menores.

Una de las hijas de Ramon Teves expresó su dolor a través de las redes sociales “Este animal le arrebató la vida a mi papá, no lo puedo creer”.

Según trascendió, los padres del autor del hecho informaron que ellos no se encontraban en la vivienda cuando su hijo tomó el automóvil. El accidente sucedió a seis cuadras del domicilio donde radica la familia.

La causa caratulada como “homicidio culposo y lesiones”, se encuentra en la UFI Juvenil N°2, a cargo del fiscal Marcelo Germinario, sin embargo, por la edad del autor el mismo sería “no punible”.

Un hecho similar ocurrió en octubre del año pasado, en el partido de Malvinas Argentinas. Dos hermanos de 11 y 14 años tomaron sin autorización el automóvil de sus padres y luego de varias cuadras terminaron estrellándose contra el frente de una vivienda. Sin saber manejar, los jóvenes perdieron el control del automóvil y se estrellaron contra la casa de unos jubilados. El automóvil quedó colgado de las rejas, retorcido dentro del jardín de las víctimas.