Desde el Gobierno de la provincia anticiparon que el panorama es alarmante si no empieza a caer la tendencia en el número de contagios registrados. “En la provincia está al límite el sistema sanitario. También los recursos humanos y el oxígeno, si seguimos esta tendencia va a llegar el momento en que no podamos atender a todos. Hay que bajar los contagios y tomar conciencia. Lo que menos quisiera uno es que alguien no encuentre una cama para atenderse” dijo el ministro de Gestión Pública de la provincia, Marcos Corach.

“La población tiene que saber que el límite de aumento de camas ya es muy finito. Eso implica, como mínimo, que se cumplan las restricciones”, detalló el funcionario provincial. Y amplió: “Tuvimos que suspender las cirugías en el sistema privado en toda la provincia. En el sistema público estaban suspendidas desde el 1° de abril”.

“Sabemos que en los trabajos, donde está todo protocolizado, no se producen los mayores contagios. Es necesario cumplir con los protocolos y no socializar”, puntualizó el titular de la cartera de Gestión Pública.

Asistencia a sectores afectados

Con respecto a la asistencia económica para los sectores afectados en el marco de la pandemia, Corach sostuvo que “el Gobernador le planteó en su momento a la Nación que, si se cierran sectores, hay que hablar de asistencia. Aún hoy la mantenemos para sectores afectados por la pandemia y que nunca pudieron abrir, como los organizadores de eventos”.

Clases presenciales

“Por alguna razón fueron prioritarios los docentes a la hora de definir quiénes iban a ser vacunados. Entonces si hoy están vacunados y las escuelas están cumpliendo los protocolos, es lo que nosotros decimos desde el principio, una de las cosas a preservar además del sistema sanitario es la presencialidad en las escuelas y el sistema productivo, esas siguen siendo nuestras prioridades. La presencialidad la vamos a sostener lo máximo posible”, finalizó Corach.