Durante los últimos días comenzaron en la provincia de Santa Fe una serie de reuniones a través de las cuales se busca evaluar posibles fechas para la reapertura de salones de eventos y boliches. Como así también la situación que atraviesan quienes viven de estos rubros.

En el territorio provincial existen alrededor de 800 salones entre servicios para fiestas, cumpleaños infantiles, servicios de catering, boliches y servicios conexos, que reciben de parte del Gobierno la asistencia de emergencia.

“Sabemos que son muchas las empresas en Rosario que generan movimiento y que están limitadas por la actividad nocturna y las restricciones en eventos sociales, la asistencia se está cumpliendo mensualmente. A todos estos grupos la semana que viene le haremos un nuevo aporte que, en algunos casos, hace ya 12 meses que perciben. Sabemos que no es lo que quisieran, sino estar trabajando y es lo que todos esperamos, la vuelta a un nivel mayor de actividad”, dijo el secretario de Comercio Interior y Servicios del Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología, Juan Marcos Aviano.

En cuanto a una posible fecha de apertura, el funcionario explicó que con este sector “llegamos a elaborar un protocolo para que los eventos funcionen con burbujas de baile, luego llegó la segunda ola y eso quedó descartado. Estas reuniones son para ir evaluando también esa situación, todas las cámaras nos están solicitando retomar el contacto con los ministerio de Trabajo y Salud, las mesas de trabajo las vamos a realizar para que, cuando la situación lo permita, retomar la actividad”.

Fuentes del Gobierno provincial dejaron traslucir que, avanzada la etapa de vacunación y la parte más dura del invierno, promediando el mes de agosto, podría darse la vuelta de la actividad de forma más activa.

“Queremos ver cómo seguimos, si continuamos con las asistencias o tenemos un poco más de esperanza con una reapertura gradual en los salones. El mes pasado acompañamos la crítica situación epidemiológica, decidiendo cerrar por completo nuestros locales para poder volver de una manera gradual. Esto se hace posible gracias a la asistencia económica que nos brindó el gobierno provincial, el sostener la mayor parte de los salones abiertos aunque hubo un 30% que cerró sus puertas. Estamos contentos y convencidos con que el avance de la vacunación haga que nuestra apertura esté más cerca”, dijo la presidenta de la Cámara de Salones Infantiles y Afines, Ariana Montero.