Desde hace algunas fechas que el andar irregular del sabalero viene generando dudas y mal estar en sus propios hinchas, que claro está, se han acostumbrado a otras presentaciones del equipo y verlo perder más de lo que gana no le gusta a nadie.

En esta ocasión, el sabalero se encuentra lejos del lote de equipos que intenta clasificarse a la próxima edición de un certamen internacional (único y especial objetivo por el que lucharán hasta fin de año) por lo que necesita volver a ganar de manera urgente ante su gente y brindar esa cuota de tranquilidad que necesita el hincha.

Así las cosas, Rondina entrenó toda la semana con cuatro dolores de cabezas constantes. Es que tanto Paolo Goltz, Rafael Delgado, Eric Meza y Wanchope Ábila debieron entrenar diferenciado del grupo por arrastrar lesiones / golpes que le imposibilitaban entregarse al 100 % en las prácticas, y con esto, nace la gran preocupación del entrenador.

Lo cierto es que los cuatro jugadores deberían llegar en condiciones al partido de mañana 21.30 horas en el Cementerio de los Elefantes, pero mientras los días pasan las dudas se acrecientan. En un plantel corto, estos altibajos se sienten…

Con ello, podemos afirmar que el Huevo esperaría hasta última hora por estos jugadores, y con esto buscaría repetir el equipo que viene de empatar frente a Newell’s en el Coloso Marcelo Bielsa, por lo que se estima que los cuatros jugadores titulares, lo sigan siendo en el próximo cotejo. Así, los once que saltarían al campo de juego, serían con: Chicco, Meza, Garcés, Goltz, Delgado, Teuten, Bernardi, Picco, Chicco, Farías y Ábila.